Carmena recibirá a los vecinos de SOS Malasaña para hablar de los problemas del barrio | Somos Malasaña

Carmena recibirá a los vecinos de SOS Malasaña para hablar de los problemas del barrio

La plataforma vecinal entrega una carta a la alcaldesa enumerando los distintos problemas que arrastra Malasaña y solicitándole una reunión. Carmena dijo estar al tanto de las reivindicaciones y recibirá a una representación de SOS Malasaña

Foto de archivo de una visita de Carmena a Malasaña | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Aprovechando la presencia de Manuela Carmena en el barrio, participando en el centro cultural Conde Duque en un acto en el que se explicaba Madrid Central, integrantes de la plataforma vecinal SOS Malasaña hablaron con la alcaldesa de Madrid para solicitarle en persona un encuentro y entregarle una carta -que reproducimos más abajo- en la que resumían algunos de los problemas que afectan a la zona.

La alcaldesa no sólo se mostró receptiva, comprometiéndose a recibirlos, sino que les hizo saber que ya era conocedora tanto de su movimiento como de los asuntos que les preocupaban. Incluso les sorprendió al anunciarles que había pensado presentarse sin más en una de las reuniones abiertas que realizan en la plaza del Dos de Mayo los sábados por la mañana.

SOS Malasaña, además de haber mantenido ya encuentros con representantes de la Junta de Distrito Centro, de la policía y de los servicios de limpieza de la zona, ante quienes habían expuesto la problemática que les afecta y enumerado una serie de puntos sobre los que creían que urgía más actuar, habían exigido que fuera la misma alcaldesa la que tuviera un gesto claro de compromiso con Malasaña y dijera públicamente que “en Malasaña se ha acabado la barra libre del todo vale”.

SOS Malasaña valora positivamente los avances que están percibiendo desde que se constituyeron como plataforma: hay mayor control sobre el botellón, se han limpiado de pintadas muchas paredes, existe mayor control policial sobre diferentes aspectos, se ha cerrado el narcopiso de la calle Tesoro… Sin embargo, y aunque creen importante el simple hecho de haber abierto una negociación directa, piensan que “sólo mediante un plan de actuación integral sobre la problemática del barrio se conseguirá mejorar las condiciones de vida en la zona. O se actúa conjuntamente o corremos el riesgo de que lo que se haga no sean más que parches”.

La plataforma considera esencial sentarse con Manuela Carmena y, aunque aún no tienen fecha para hacerlo, ven como un paso importante el haber obtenido de la alcaldesa el compromiso de verse.

CARTA DE SOS MALASAÑA A MANUELA CARMENA

Vecinos en peligro de extinción. En Madrid, a 20 de noviembre de 2018.

Estimada alcaldesa de Madrid:
Los vecinos del barrio de Malasaña nos dirigimos a usted ante la grave situación y el deterioro que sufre nuestro barrio. El objeto de esta carta es pedirle que nos reciba, nos escuche y tome las medidas necesarias para salvar Malasaña de las amenazas que ponen en peligro su supervivencia como barrio habitable, sostenible y residencial. Somos vecinos. Aquí vivimos, trabajamos, criamos a nuestros hijos, crecemos y envejecemos. Aquí pagamos nuestros impuestos, restauramos y rehabilitamos sus viviendas y edificios, recorremos sus calles y las llenamos de vida. Este es el lugar que hemos elegido para construir nuestro hogar. Somos el alma de este barrio.
Sin embargo, Malasaña se muere de éxito y nosotros, sus vecinos, nos hemos convertido en una especie en peligro de extinción. El éxito nos expulsa de nuestras casas y de nuestras calles y nos convierte en extraños en nuestro propio barrio, que, cada día más, se convierte en un parque temático de ocio, alcohol, drogas y turismo y no un lugar para vivir.
Mientras ese parque temático crece sin límites, menguan nuestros derechos. En este parque temático todo vale y todo está permitido, siempre a costa de la convivencia, de la legalidad, de las señas de identidad del barrio y del alma de la propia ciudad. El ocio descontrolado ha hecho proliferar todo tipo de bares/ barras de degustación, clubs, terrazas y afters, en muchos casos ilegales o que no respetan las normas y que son ya una de las señas de identidad en nuestras calles. A esto se suma el botellón descontrolado por todo el barrio, con venta las 24 horas del día de alcohol en la calle y en las tiendas lo que genera graves problemas de convivencia. Los resultados son el incremento desproporcionado del ruido que hace imposible el descanso, la suciedad crónica, los orines, la basura, el deterioro del mobiliario urbano y las pintadas que ensucian las fachadas de nuestros edificios.
A todo ello se suma el abandono que sufren las calles con un deterioro de las aceras y el pavimento. Un ocupación de las aceras con cubos de basuras, bolsas, cartones y cajas que dificulta gravemente la accesibilidad y discrimina a las personas con cualquier tipo de problema de movilidad (silla de ruedas, carritos de bebe, de la compra..)
A nuestro barrio también lo está matando la especulación inmobiliaria: la invasión de apartamentos turísticos legales e ilegales, la escalada de precios que expulsa a aquellos que ya no pueden pagar esos alquileres desproporcionados y un nuevo tipo de deshaucios que sustituye a vecinos por turistas.
El resultado no puede ser más pernicioso. Las fiestas, el trajín de maletas, la saturación y el uso abusivo de las zonas comunes deterioran la convivencia y la seguridad (viviendas de 30 m2 alojan hasta a diez personas).
Además, los vecinos sufrimos el ruido insoportable de las calles que se traslada al interior de nuestras casas, provocado por el ocio nocturno y por un Parque de Bomberos y Samur instalado por el propio Ayuntamiento en una calle atascada de 2 carriles y doble sentido, inexplicablemente situado al lado de un Colegio y dos residencias de ancianos.
En este tsunami que asola Malasaña desaparecen también los comercios tradicionales y de proximidad, sustituidos por franquicias y negocios destinados a los turistas, con un escalada abusiva de precios.
El monocultivo de ocio nocturno, alcohol, drogas y turismo incrementa también la contaminación ambiental, la acústica y la lumínica. A todo ello se suma la aparición en los últimos tiempos de narcopisos, que generan peleas, robos e inseguridad. En definitiva, agoniza nuestra formada vida. Por eso, los vecinos del barrio de Malasaña, Maravillas, Conde Duque o Universidad, hemos decidido decir basta y luchar por la supervivencia de nuestro barrio. Somos un barrio, mucho más que un parque temático o un marca comercial. Un barrio histórico de Madrid, herencia de la historia y de nuestros mayores.
Los vecinos de Malasaña somos hospitalarios, siempre hemos acogido a los visitantes para que conozcan y disfruten de un barrio y una ciudad que amamos, pero también queremos seguir viviendo en ella. Nos negamos a aceptar que nuestro barrio está en venta y nuestras vidas también.
SOS MALASAÑA es un movimiento vecinal por la defensa de nuestro barrio, de sus señas de identidad, de nuestra forma vida. Vamos a luchar para que sobreviva, para que sea un barrio sostenible, equilibrado y habitable. Eso pedimos. Parece poco, pero para nosotros es mucho. Nos va la vida en ello. No queremos seguir la suerte de otros barrios de otras ciudades que han perdido a sus habitantes y su forma de vida por el turismo y el ocio sin control.
Por todo ello, Sra. Alcladesa le pedimos que nos reciba, nos escuche y tome medidas para que detener esta situación insostenible. Exigimos la protección de nuestros derechos, de nuestra manera de vivir y nuestras señas de identidad. Queremos seguir siendo vecinos, ciudadanos con derechos y no una especie en peligro de extinción.
Un cordial saludo de los vecinos y ciudadanos de Malasaña/Universidad.