Corredera 20 y Escorial 16: ni hacer ni dejar hacer | Somos Malasaña

Corredera 20 y Escorial 16: ni hacer ni dejar hacer

Resulta inevitable acordarse del perro del hortelano al hablar de los edificios de titularidad pública que hay cerrados en Malasaña y que un día estuvieron 'okupados'. Sin dinero para darles utilidad, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid prefieren dejarlos morir a que otros los resuciten.