Los datos del Ayuntamiento descartan el temido 'efecto frontera' de Madrid Central | Somos Malasaña

Los datos del Ayuntamiento descartan el temido ‘efecto frontera’ de Madrid Central

La venta de tickets del SER desciende en los barrios limítrofes y la circulación también se rebaja en el perímetro del área restringida

Señal que prohíbe el giro a Madrid Central | SOMOS MALASAÑA

Los primeros días de Madrid Central no han provocado más tráfico en los alrededores de esta área restringida a la circulación ni tampoco mayor afluencia de vehículos aparcados a sus puertas, según los datos hechos públicos hoy por el Ayuntamiento, doce días después de la puesta en marcha de la medida. El indicador más significativo es el de venta de tickets del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), que en los barrios limítrofes ha caído entre el 3% y el 6% con respecto a las mismas fechas del año pasado, lo que significa que han acudido menos conductores a la zona buscando aparcamiento.

El dato de venta de tickets es aún más llamativo en el interior de Madrid Central, donde ha caído un 50% debido a la prohibición de acceso a los no residentes y a que han desaparecido las plazas azules de estacionamiento y solo existen las verdes. En esas plazas los coches sin etiqueta ambiental -que tienen vetado el acceso salvo que sean invitados por residentes- han sacado el 80% menos de tickets en los parquímetros. Las denuncias por falta de ticket también han caído un 40% con respecto al mismo periodo de 2017.

En cuanto a la circulación, el Ayuntamiento también descarta el efecto frontera, con un tímido descenso del 2% en el perímetro de Madrid Central (del 0,3% durante el puente) y una caída del 30,48% del tráfico en la Gran Vía, el eje principal de la zona de circulación restringida. Las otras dos calles analizadas, Toledo y San Bernardo, también experimentaron descensos del 10% y del 8% respectivamente, con lo que se han invertido los datos de los primeros días, que arrojaron una subida de los coches en la calle que atraviesa Malasaña.

Aceras de Gran Vía a rebosar

¿Ha dejado la gente de acudir al centro? El Ayuntamiento de Madrid afirma que no, pero que lo ha hecho en otros modos de transporte. El primer dato que da es el de 160.000 personas caminando cada día por las nuevas aceras de Gran Vía. El segundo, el de los 10.000 pasajeros más que transportan los buses de la EMT cada día, desde que ha comenzado Madrid Central. También BiciMad ha registrado más usos (un 20%) aunque el Ayuntamiento matiza que el buen tiempo puede haber influido en este último dato. Los residentes han gestionado además 4.754 autorizaciones para vehículos invitados.

Los responsables municipales no cuentan con datos de Metro, pero intuyen que ha registrado más viajeros, ha indicado en rueda de prensa la responsable de Movilidad, Inés Sabanés. La concejala también destaca que padrte del tráfico que antes pasaba por el centro de Madrid se ha desviado a la M-30, donde ha aumentado un 1,6%, “aunque la fluidez de la vía no se ha visto afectada”, indica el consistorio.

Más información: