Desalojado y tapiado el 'narcolocal' de la calle de San Joaquín | Somos Malasaña

Desalojado y tapiado el ‘narcolocal’ de la calle de San Joaquín

La Policía Nacional desalojaba este lunes el local de San Joaquín 12 que se había convertido en un lugar donde vender y consumir droga, situación que fue aprovechada por el propietario del espacio para tapiar el acceso al mismo

Un operario contratado por la propiedad, en el momento de terminar de tapiar el local que la policía acababa de desalojar | SOMOS MALASAÑA

Poco antes de las 17 horas de la tarde de este lunes la Policía Nacional procedió al desalojo del conocido como narcolocal del número 12 de San Joaquín, un antiguo espacio comercial ocupado que se había convertido en un dolor de cabeza para vecinos y comerciantes de la citada calle, con continuas peleas entre los usuarios de un espacio donde se vendía y consumía droga y que, además de ser fuente importante de ruido, suponía un peligro para los habitantes de inmuebles cercanos por el hecho de que se iluminaba con velas y se hacía fuego en el interior, con el consiguiente riesgo de incendio.

Tras el desalojo policial, el propietario del inmueble tuvo la oportunidad de tapiarlo con el apoyo de los vecinos, que llegaron a encararse con los ocupas y volvieron a avisar a la policía cuando los agentes se habían ido y estas personas trataron de hacerse fuertes de nuevo en el local. Una vez más, visita policial, desalojo y, ahora sí, tapiado de la entrada pasadas las 20 horas y soldado el cierre metálico para impedir el acceso a toda persona ajena a la propiedad.

Los vecinos más afectados por la existencia del narcolocal se alegraban de que su problema, al menos en apariencia, se haya resuelto en un tiempo razonablemente corto desde que su caso saltara a la luz pública a través de la denuncia que hicieron el pasado día 22 de noviembre en Somos Malasaña y de recibir seguidamente el apoyo de la plataforma vecinal SOS Malasaña, que incluso se llegó a concentrar en contra de la ocupación el sábado 24 de noviembre. Y es que. si bien el local llevaba alrededor de siete meses ocupado. la situación diaria se volvió “insostenible”, según los afectados, a raíz del desmantelamiento del narcopiso del número 28 de la calle Tesoro el día 14 del pasado mes, fecha en la que los clientes y usuarios habituales de ese lugar comenzaron a frecuentar el número 12 de San Joaquín.

Durante toda la tarde de este lunes, y aún habiendo sido desalojados y ver cómo se tapiaba el local, los hasta entonces ocupantes del narcolocal siguieron rondándolo interesándose en ver cómo de sellado quedaba el espacio. La recomendación de la policía a los vecinos, que avisen lo antes posible en caso de que oigan cualquier tipo de ruido que los pueda hacer suponer que están tratando de ocupar el local nuevamente.

La pregunta que habría que hacerse ahora es dónde se trasladarán en esta ocasión las personas que han sido desalojadas de San Joaquín 12. Desaparecer está claro que es difícil que desaparezcan.

En unas declaraciones recientes de Jordi Gordon, portavoz de SOS Malasaña y presidente de la asociación vecinal ACIBU, señalaba que el verdadero problema es que ha vuelto a haber droga en Malasaña, que circula por las calles del barrio y que este hecho es el que atrae a consumidores y genera problemas de ruido y de seguridad ciudadana. A su parecer es ese problema el que se debe tratar de atajar.