Empresarios crean un lobby contra Madrid Central | Somos Malasaña

Empresarios crean un lobby contra Madrid Central

Varias asociaciones de hosteleros, transportistas y pymes se constituyen en una plataforma que pide que el área restringida no entre en vigor a partir del 23 de noviembre

Uno de los carteles de entrada a Madrid Central | SOMOS MALASAÑA

Asociaciones empresariales -principalmente de la zona centro de Madrid- han decidido crear una plataforma para oponerse a la implantación de Madrid Central, el área de tráfico restringido en el distrito Centro de la capital, que tendrá lugar a partir del próximo 23 de noviembre. Entre ellas se encuentran organizaciones de Malasaña como la Asociación de Hosteleros de Malasaña (AHM) y la de comerciantes Triball. Sin embargo, la asociación de comerciantes Vive Malasaña no se ha pronunciado al respecto y no figura entre los miembros de la citada plataforma.

“Denunciamos la ausencia de información sobre los estudios de impacto ambiental y económico que son la base de este proyecto. Sin justificación científica y tangible, la urgente implantación de este proyecto, nos hace cuestionar si sólo obedece a decisiones políticas y con la única intención de la búsqueda de posibles réditos electorales a corto plazo”, explican en su manifiesto las organizaciones firmantes, entre las que se encuentra la asociación de hostelería La Viña o colectivos de distribución y transportistas, como la Federación Profesional del Taxi. Algunas asociaciones que se citaban inicialmente en el manifiesto se han desmarcado de él por haber sido incluidas sin permiso.

En el comunicado, los firmantes aseguran que se ha producido falta de “transversalidad y participación ciudadana” en el diseño de Madrid Central y que el Ayuntamiento ha actuado “sin pararse a valorar los graves perjuicios en el distrito así como su ineficacia para solucionar el problema medioambiental en la totalidad del área de Madrid”. Además, acusan al Ayuntamiento de que “no ha previsto soluciones eficaces para garantizar la accesibilidad a Madrid Central. La gestión de las flotas de carga y descarga, la equidad en el reparto de los accesos por invitación, nuevas plazas de parking, mejoras en la calidad y frecuencia del transporte público, incorporación de las nuevas tecnologías del transporte, aparcamientos disuasorios con movilidad alternativa que garanticen la permeabilidad del distrito”. La AHM ha sido incluida en el manifiesto a través de la Plataforma por el Ocio, que se ha adherido al texto. Fuentes de la asociación han indicado a Somos Malasaña que el principal problema para ellos es “asegurar el transporte de sus clientes y empleados a partir de las 4.00 de la madrugada”.

En el texto del manifiesto, la autodenominada Plataforma de Afectados por Madrid Central reclama “que el Ayuntamiento de Madrid se replantee la entrada en vigor” de esta medida “y la englobe dentro de un gran proyecto de sostenibilidad medioambiental para toda la ciudad”.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha respondido que ese proyecto ya existe: “Madrid Central no es solo un acuerdo avalado por el pleno, sino también por el Plan A y por la Unión Europea”, ha explicado. “Tenemos obligación de reducir el uso del vehículo privado en el centro, llevamos mucho tiempo con este proyecto, explicándolo e informando”, ha añadido a la vez que dejaba claras las intenciones del equipo de gobierno: “No estamos en disposición de aparcar, minorar o retrasar Madrid Central”.