Guía útil para circular en bicicleta por Madrid con la nueva ordenanza | Somos Malasaña

Guía útil para circular en bicicleta por Madrid con la nueva ordenanza

Los ciclistas podrán usar el doble sentido por calles de única dirección que no tengan bordillos, la mayoría de las existentes en el centro de la capital

Una bicicleta aparcada junto a la calle Fuencarral | SOMOS MALASAÑA

La nueva forma de circular por Madrid en bicicleta se aprueba este mes de septiembre. Son muchas las novedades que trae la normativa elaborada por el área de Movilidad del Ayuntamiento y varias afectan especialmente a las calles del centro. Enumeramos las más importantes en esta lista:

  • Se permite circular en doble sentido por calles limitadas a 20 km/h. Los ciclistas podrán tomar estas vías independientemente de su sentido de circulación, aunque deberán ceder el paso al resto de vehículos. Estas vías, caracterizadas por no tener bordillos y poder ser transitadas por personas, son mayoría en los barrios de Malasaña y Chueca. “Esta circunstancia se señalizará en los puntos de entrada a zonas o recintos de calles residenciales”, reza la normativa.
  • Está prohibido ir en bici por la acera. Salvo para los menores de 12 años si van acompañados de una persona adulta y circulan a paso de peatón. En el resto de casos, los ciclistas deberán bajarse de la bicicleta y andar como el resto de peatones.

Un ciclista circula por un ciclocarril | AYUNTAMIENTO DE MADRID

  • Las bicicletas pueden circular por el medio del carril, pero no es obligatorio. También pueden circular en paralelo dentro del mismo carril y las rotondas las tomarán donde sean visibles y no obligatoriamente en el carril de la derecha, como en la anterior ordenanza.
    • Se puede girar a la derecha con el semáforo en rojo. En cruces donde “exista una señalización que así lo indique”, los ciclistas pueden cruzar la línea de detención como si el semáforo estuviera en ambar, cediendo el paso a los vehículos que circulan por la vía a la que se incorporan.
  • Los carriles bici dejan de ser obligatorios, así que el ciclista podrá elegir entre circular por esta vía, en el caso de que exista, y cualquier otro carril del tráfico (algo que ya sucedía en la práctica). En las aceras-bici (los carriles que se contruyeron a costa de los peatones y no de los coches) la velocidad se reduce a 10 km/h y los peatones han de cruzar por los pasos de cebra habilitados.
  • A la hora de aparcar, se podrán dejar bicicletas en aparcabicis, en reservas de moto y, allí donde no exista línea de aparcamiento, estará permitido engancharlas al mobiliario urbano, siempre que se deje un paso mínimo de 3 metros en la acera.

En total, las novedades para los ciclistas en Madrid son 31, recopiladas por el blog En Bici por Madrid en el cuadro que mostramos a continuación: