Juicio para el desalojo del Hogar Social Madrid | Somos Malasaña

Juicio para el desalojo del Hogar Social Madrid

El grupo neonazi ocupó en noviembre la antigua sede de CCOO en la calle San Bernardino, pero los trámites para su expulsión se han ido retrasando hasta finales de marzo

Pintadas contra la ocupación del edificio de CCOO a cargo de Hogar Social Madrid | SOMOS MALASAÑA

Cuando están a punto de cumplirse cuatro meses de la ocupación de la antigua sede de CCOO en la plaza Cristino Martos, el grupo neonazi Hogar Social Madrid se enfrenta esta semana a su primera vista judicial para responder ante la justicia por la apropiación de este inmueble situado casi en la calle Princesa, en uno de los extremos del barrio de Malasaña.

La citación es este martes 26 de marzo, a las 10.50 horas en el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid, según ha podido conocer Somos Malasaña de fuentes del Ministerio de Trabajo, entidad propietaria del inmueble. Y el delito que se juzga es el de usurpación del edificio de Cristino Martos 4. Será la primera actuación judicial desde el 3 de noviembre, fecha en la que este lugar irrumpió una organización ultraderechista que difunden habitualmente discursos racistas y de odio y cuya presencia está siendo contestada por numerosos vecinos de la zona.

[Perfil: ¿qué es realmente el Hogar Social Madrid?]

La primera denuncia ante la policía tuvo lugar la misma tarde de la ocupación. Fue el sábado 3 de noviembre a las 20.48. Unos días más tarde, el 7 de noviembre, el subsecretario del Ministerio de Trabajo solicitó a la Delegación del Gobierno de Madrid «el desalojo de los ocupantes del inmueble y la reposición de la posesión anterior a la ocupación del edificio», informan fuentes ministeriales. Sin embargo, la Policía Nacional notificó poco después que había personas residiendo habitualmente en el edificio, por lo que no podía proceder al desalojo y se pasaba a un proceso de expulsión más largo.

El pasado 17 de diciembre de 2018, el Ministerio pidió a la Abogacía General del Estado que iniciara acciones legales para recuperar el inmueble, acción que se sustanciará este martes con el inicio de la vista oral contra los ocupantes.

El edificio de Cristino Martos 4 estaba cedido a CCOO por el Ministerio de Trabajo. El sindicato lo devolvió en abril de 2015 debido a su pésimo estado de conservación, ya que presentaba problemas de aluminosis, debido a la carbonatación de su estructura. «Desde esa fecha el edificio quedó vacío y cerrado, para preservar la seguridad», explica la entidad.

La última incursión de corte nazi en Malasaña se remonta al año 2016, cuando Hogar Social convocó una manifestación contra los inmigrantes, con final en el Dos de Mayo. Entonces la protesta generó una ola de indignación en el barrio que acabó con una gran tensión, lanzamiento de huevos y besos gays frente a los manifestantes.

Más información: