Un 30% menos de multas por botellón en el centro de Madrid | Somos Malasaña

Un 30% menos de multas por botellón en el centro de Madrid

El descenso corresponde a las sanciones durante 2018, después de que en 2017 el consistorio batiera récords de personas amonestadas por beber alcohol en vía pública

Restos del botellón en la plaza Dos de Mayo | SOMOS MALASAÑA

Los policías locales sancionan cada vez menos la práctica de beber alcohol en la calle. En lo que va de año, el número de multas por consumo de alcohol en la vía pública en el distrito Centro ha descendido casi un 30%, según datos del Ayuntamiento de Madrid recopilados por Somos Malasaña. De enero a junio de 2018 se han contabilizado 5.193 sanciones, frente a las 7.401 registradas en el mismo periodo del año anterior.

El dato sorprende porque hasta el pasado mes de diciembre la tendencia era la contraria: en verano de 2017 Somos Malasaña publicó que las sanciones habían aumentado un 28% con respecto al año anterior y en los seis meses posteriores siguieron incrementándose hasta marcar récords desde 2014, cuando se empezó a elaborar la estadística. Pero en enero de 2018 todo cambió: las multas bajaron el citado 30% en una clara tendencia mes a mes.

El siguiente gráfico, elaborado por Somos Malasaña con los datos disponibles en el Portal de Datos Abiertos municipal, muestra la evolución de las actuaciones de la policía en el corazón de la ciudad, por años y meses. Los colores más oscuros marcan las sanciones en 2017 y 2018, mientras que los más claros y punteados corresponden a los años anteriores. Pinchando en el gráfico se pueden consultar las sanciones por meses y por años:

Aunque la policía de Madrid impone multas por consumo de alcohol en la calle en todos los distritos, es el de Centro el que concentra la gran mayoría, por registrar buena parte del ocio nocturno de la ciudad. El descenso en el número de sanciones por botellón ha coincidido en el tiempo con el conflicto abierto con los trabajadores de la Policía Municipal por la negociación de su nuevo convenio. También con la nueva campaña del Ayuntamiento contra el ruido nocturno, para intentar rebajar las molestias del ocio de madrugada y el consumo de alcohol en la vía pública.

Al igual que el verano pasado, los vecinos han denunciado en este periódico las molestias del botellón en lugares como la Plaza del Dos de Mayo, que en los meses estivales de 2018 ha llegado a un mayor punto de degradación, al registrar un apuñalamiento a plena luz del día.