Los baños portátiles volverán solo a San Bernardo, acompañados de carteles cívicos | Somos Malasaña

Los baños portátiles volverán solo a San Bernardo, acompañados de carteles cívicos

El Ayuntamiento instala 18 WC en las calles del centro y anuncia una nueva campaña de concienciación a través de carteles que pidan no beber alcohol ni orinar en la vía pública

Pegatina colocada en uno de los WC públicos del Ayuntamiento | SOMOS MALASAÑA

La llegada del calor a las calles del centro de Madrid vendrá aparejada este año, como en los tres anteriores, de la instalación de hasta 18 baños portátiles en el distrito, para «minimizar el impacto del ocio en la vida diaria de las personas residentes» que conlleva el aumento «del número de visitantes», explica el Ayuntamiento en nota de prensa. Las cabinas son de «mejor calidad, estética y mantenimiento» y funcionarán de jueves a lunes, con dos limpiezas diarias.

La medida impulsada por la Junta de Centro se reduce este año a tres WC portátiles en Malasaña, después de algunas quejas vecinales por la ubicación de algunos en lugares como la plaza San Ildefonso. Este año estarán situados en el cruce de las calles Daoíz y Palma con San Bernardo, además de otro situado en la calle Barceló. La decisión se toma después de comprobar el uso intensivo de estas instalaciones durante los fines de semana, con hasta mil usos por baño.

El resto de ubicaciones, consensuadas con las asociaciones de vecinos La Corrala, Cavas-La Latina, Sol y Barrio de Las Letras, son: parque Casino de la Reina, plaza de Lavapiés, plaza de La Corrala, plaza Juan Goytisolo, plaza Nelson Mandela, plaza Arturo Barea, plaza de la Cebada, plaza Gabriel Miró, plaza de los Carros, plaza Zerolo, calle San Lucas, plaza Cibeles, plaza Neptuno, calle Espoz y Mina con calle La Cruz y calle Atocha. Todos lucirán carteles adaptados a cada uno de seis barrios del distrito con lemas como “Barrio de Las Letras, no de las letrinas”, “#Measaña no es trending topic”, o “Lavapiés sí, Lavapís no”.

El Ayuntamiento anuncia que también refuerza las actuaciones «de sensibilización, control y disciplina» con la colocación de una nueva señalética con estética similar a la campaña de Suerte es tener un barrio limpio, pero recordando a los viandantes que está prohibido beber y orinar en la vía pública. Las llamadas al civismo de los que pasean por las calles del centro se completarán con una nueva fase de la campaña Salimos sin molestar.

En cuanto a la parte de sanciones, la Policía Municipal continuará con su dispositivo especial para Malasaña, que acumula ya más de 1.500 multas por consumo de alcohol en la calle y 434 expedientes a lateros por venta ambulante de alcohol en vía pública.