Manuela Carmena nombra a Mar Barberán comisionada para Malasaña | Somos Malasaña

Manuela Carmena nombra a Mar Barberán comisionada para Malasaña

La asesora municipal se encargará de recoger las quejas vecinales y de comprobar que se cumplen los compromisos del Ayuntamiento

Mar Barberán, comisionada del Ayuntamiento para Malasaña

La asesora de la Alcaldía Mar Barberán será la encargada de mediar entre los vecinos y los servicios municipales, después de ser nombrada comisionada para el barrio de Malasaña por Manuela Carmena, tal y como se había comprometido durante su reunión con la plataforma SOS Malasaña la pasada semana.

Barberán se encargará de mediar entre los vecinos y el Ayuntamiento, recibiendo los avisos vecinales y coordinando una respuesta municipal para ellos.

Cualquier persona que quiera Expo erle cualquier tipo de problema o situación puede escribirle ya a comisionadamalasana@madrid.es

Más adelante se facilitará incluso un número de whatsapp para que la comunicación sea más directa si cabe.

Está previsto que la semana que viene la comisionada mantenga una reunión con la plataforma vecinal que ha conseguido arrancar este compromiso de la alcaldesa, además de un plan de choque para intentar frenar los problemas relacionados con el botellón, el ruido, la presión turística y la suciedad que sufre el barrio.

En cualquier caso, ya ha recorrido las calles del barrio acompañada por representantes de SOS Malasaña y se ha reunido también ya con las asociaciones de comerciantes de la zona porque dentro de las actuaciones previstas en el barrio también se quieren incluir medidas de promoción y mejora del pequeño comercio.

La nueva comisionada para Malasaña es una persona de la máxima confianza de Carmena, con la que trabaja desde que en 2015 llegara a la alcaldía de Madrid. Además de tener comunicación directa con los vecinos, contará con especial atención de las direcciones generales del Ayuntamiento, a quienes podrá consultar directamente las demandas vecinales.

Los vecinos saludan este nombramiento, como ya valoraron el plan de choque anunciado la pasada semana: “Es un paso adelante muy grande para devolver a Malasaña su esencia como barrio y lugar para vivir y nos hace pensar que, tras ese plan de medidas de choque urgentes que se necesitan, llegarían otro de tipo de iniciativas más a medio-largo plazo tendentes a garantizar la habitabilidad de la zona”, decía su portavoz, Jordi Gordon.