Arrancan las obras que transformarán el eje de Amaniel para peatones y coches | Somos Malasaña

Arrancan las obras que transformarán el eje de Amaniel para peatones y coches

Las calles Reyes, Álamo y Amaniel ampliarán aceras y eliminarán sus bordillos, en una actuación similar a la que se ha desarrollado en Chueca y que acarreará diez meses de obras

Obras en la calle Álamo | SOMOS MALASAÑA

Las máquinas excavadoras trabajan desde hace una semana en la calle Álamo, el lugar en el que han comenzado las obras que dejarán irreconocible el trayecto que va desde Mostenses a la calle Conde Duque: los peatones que hagan este camino el próximo verano lo harán por unas aceras más anchas, con mayor visibilidad y sin bordillos. Todo el eje será reconvertido a la plataforma única.

Para imaginarse cómo quedará Amaniel después de las obras solo hay que fijarse en la reciente reforma del entorno de Chueca, proyecto con el que comparte muchas características: diseño sin bolardos pero con bancos y elementos del mobiliario urbano marcando la separación con la acera, aparcabicis, más árboles, bancos y zonas estanciales… será una reforma más amable con el peatón, que ganará en espacio (las aceras se amplían ligeramente) y tendrá prioridad de paso frente a los coches a lo largo de toda la calle, al igualarse el nivel de calzada y acera.

El objetivo del Ayuntamiento es triple: “crear un espacio público de calidad y coherente con el entorno histórico”, adaptarse a la normativa de accesibilidad universal y el citado de “dar prioridad al peatón y a los medios de transporte alternativos al automóvil”, explica el consistorio. Además, se cambiarán también las farolas de la calle por otras de mejor luminancia y mayor eficiencia energética.

Plazos y proyecto

Las obras arrancaron oficialmente el pasado 29 de octubre, tal como había explicado el Ayuntamiento y adelantado Somos Malasaña, aunque los primeros días se limitaron a mediciones y planificación. La aparición de las máquinas ha acarreado la ocupación temporal de toda la calle Álamo hasta al menos el 22 de diciembre, según la web de movilidad municipal. Los trabajos se irán extendiendo a Amaniel y Reyes de forma paulatina. La anunciada reforma de las calles Palma y San Vicente Ferrer no está incluida en esta fase de obras, aunque podría ser licitada antes de que acabe el año y acometerse a continuación.

La empresa adjudicataria, la constructora Velasco, tiene diez meses de plazo para acabar una obra que costará algo más de dos millones de euros y que estaría concluida a finales del mes de agosto de 2019 o inicios de septiembre. Las obras ya estaban en la mente del concejal de Centro en enero de 2016, cuando acometió una intervención de urbanismo táctico para evitar el tráfico de paso con un sencillo cambio de sentido. Desde entonces el volumen de coches que utilizaban esta vía para atravesar rápidamente Malasaña tienen que desviarse por Princesa.

Estos son los planos y secciones del proyecto, en los que se puede consultar, tramo a tramo, cómo quedará la calle Amaniel y aledañas.

Reforma prevista de Amaniel a la altura del cruce con la calle Conde Duque (izda.) y estado actual (dcha.) | SOMOS MALASAÑA

Reforma prevista de Amaniel a la altura de Conde de Toreno (izda.) y estado actual (dcha.) | SOMOS MALASAÑA

Más información: