primer periódico hiperlocal español | año IX | 21 de junio de 2018
Seleccionar página

Obras en la Casa del Dosde para convertirla en espacio vecinal

Los trabajos durarán varios meses y están presupuestados en 350.000 euros

Vallado de obras en la Casa del Dosde | SOMOS MALASAÑA

Año y medio después de que la Iglesia devolviera la gestión del edificio anexo a la Iglesia de las Maravillas, el Ayuntamiento acaba de iniciar las obras para adecuar el espacio para uso público. Los trabajos están presupuestados en 350.000 euros, son ejecutados por la constructora Ortiz y tendrán una duración de varios meses.

La Casa del Dosde, como se la empieza a conocer en el barrio, es un edificio de cuatro plantas y sótano situado en una de las esquinas de la Plaza del Dos de Mayo, junto a la escuela infantil El Duende. Pese a su altura, el espacio hábil que alberga en su interior no es demasiado grande: las salas son alargadas y estrechas, por lo que no cabrán dentro dotaciones como salones de actos ni similares.

Vista de la Casa del Cura | SOMOS MALASAÑA

Vista de la Casa del Dosde | SOMOS MALASAÑA

El Ayuntamiento busca con la reforma habilitar espacios versátiles para el desarrollo de todo tipo de actividades. Su intención es destinar el edificio a usos vecinales, como anunció Carmena en su visita a la plaza hace ahora dos años, aunque todavía no ha publicado a través de qué fórmula tienen pensado hacerlo.

El interior de la Casa del Dosde necesita una reforma para adaptar lo que en su día fueron viviendas de sacerdotes en salas diáfanas que puedan albergar talleres, pequeñas presentaciones, proyecciones u otras actividades culturales, tal y como se le trasladó al Ayuntamiento por parte de colectivos vecinales y comerciales del barrio.

Una iglesia propiedad del Ayuntamiento

El edificio de la Plaza del Dos de Mayo, así como la aneja Iglesia de las Maravillas, tiene una curiosa peculiaridad que la diferencia del resto de templos de la capital: su titularidad es municipal y no del Arzobispado de Madrid. Es el Ayuntamiento el que costeó las obras de remodelación de 2016 y el actual propietario del edificio, que mantiene cedido para usos eucarísticos a la Iglesia Católica.

Pese a esta titularidad, el Arzobispado mantiene la actividad y el cuidado del templo católico, que encomendó hace casi dos años a la Comunidad de Sant’Egidio, un grupo de cristianos laicos que apostaron por convertir esta iglesia “en un lugar amigo”. y que desde entonces desarrolla una importante labor social en el templo, con asistencia a los más necesitados –día de Navidad incluido– y con el apoyo a causas como la asistencia a refugiados o la lucha contra la pena de muerte.

Publicado por

Obras en la Casa del Dosde para convertirla en espacio vecinal

9:09