El antiguo Patio Maravillas, futura residencia para estudiantes | Somos Malasaña

El antiguo Patio Maravillas, futura residencia para estudiantes

La primera sede del movimiento, en la calle Acuerdo, ha sido comprada por un fondo de inversión, que anuncia su intención de reformarlo manteniendo su uso educacional

Una reunión en el antiguo Patio Maravillas de Acuerdo 8 | BASURAMA

Nuevo horizonte para el edificio de la calle Acuerdo 8. La que fuera primera sede del Patio Maravillas y que más tarde tuvo una nueva vida gracias a la parroquia Santiago el Mayor, ha sido comprada por la socimi Entrecampos, que la transformará en una residencia para estudiantes, según publica La Información.

El edificio consta de 1699 metros cuadrados de uso dotacional educativo, distribuidos en siete plantas, que deberán ser reformados para albergar el complejo estudiantil. Entrecampos ha pedido una garantía hipotecaría de 2,26 millones de euros para acometer esta operación, antes de ceder a un tercero la explotación del edificio.

Acuerdo 8 está situado a un paso de la antigua Universidad Central de San Bernardo y a muy poca distancia de centros educativos privados como el Instituto Europeo di Desing, en la calle Flor Alta, y la Universidad de Comillas – ICADE, ubicada en Alberto Aguilera. Además, también está cerca de la Escuela Superior de Canto y de diversas academias de artes.

Un edificio que dio nombre a un movimiento

En el inmueble se instaló durante muchos años el colegio Luz Casanova hasta que cerró y Cáritas vendió el edificio a Leopoldo Arnáiz, un inversor propietario del canal 13 TV, que en su día fue juzgado por blanqueo de dinero y relación con la trama Gurtel, pero que acabó siendo absuelto. En el verano de 2007 fue okupado por el Patio Maravillas y desalojado en la navidad de 2010.

Actuación del coro en Acuerdo 8 | PATIO MARAVILLAS

El movimiento okupa del Patio Maravillas ubicó allí la primera sede de las tres con las que llegó a contar en Malasaña. De su patio central, abierto, tomó su nombre, que apellidó con la denominación popular del barrio de Universidad, Maravillas. Allí cogió fuerza y creció hasta trasladarse a Pez 21, la que acabó siendo su sede más estable.

Mientras, en el desalojado Acuerdo 8 siguió la actividad gracias al alquiler del espacio por parte de la parroquia Santiago el Mayor, que ocupó el inmueble “por un módico precio”, contaron en su momento a Somos Malasaña. Hasta 500 personas pudieron hacer uso de sus estancias. Actividades culturales, sociales y de acogida de familias necesitadas se sucedieron en sus habitaciones, que también fueron utilizadas para clases de yoga, taichi, batuka, informática, manualidades, pintura y hasta para albergar coros.

Más información: