La reforma del Dos de Mayo, a plazos: primero la zona infantil | Somos Malasaña

La reforma del Dos de Mayo, a plazos: primero la zona infantil

La reforma del resto del entorno será ejecutada previsiblemente el próximo verano, después de que el Ayuntamiento haya tenido en cuenta para al proyecto mejoras sugeridas por los vecinos

Arreglos en la zona infantil de la plaza del Dos de Mayo | SOMOS MALASAÑA

Este lunes las máquinas entraron en la plaza del Dos de Mayo para empezar a reformar la plaza. Pero los arreglos en el entorno irán por partes y en un periodo más o menos laxo de tiempo. De momento, los trabajos se centran en la zona infantil situada frente al colegio Pi i Margall, junto a la Iglesia de las Maravillas. Los operarios del Ayuntamiento están sustituyendo todos los elementos de juego, el vallado y mejorando el arenado.

La actuación tiene lugar después de las demandas de las familias del barrio al Ayuntamiento por el notable desgaste de este parque, muy utilizado por los alumnos del centro escolar cercano y que ha sufrido varias roturas de columpios en los últimos meses. La obra depende del área de Medio Ambiente, aunque la que seguirá acometiendo el resto de obras de la plaza será la Junta de Centro, con la que el Ampa del Pi i Margall se reunió de forma reciente.

Vista de las obras en el parque infantil del Dos de Mayo

Vista de las obras en el parque infantil del Dos de Mayo | SOMOS MALASAÑA

Hace unas semanas, los equipos de actuación distrital parchearon el suelo del foso del Dos de Mayo que rodea el monumento a Daoiz y Velarde. Servirá para evitar caídas en la plaza hasta que llegue la reforma definitiva, en cuyo proyecto está trabajando el Ayuntamiento después de tener en cuenta algunas mejoras solicitadas por las familias durante la citada reunión, informan fuentes vecinales. Los técnicos municipales trabajan en licitar las obras cuanto antes, para que que el resto de trabajos de remodelación de la plaza se puedan iniciar a lo largo del año que viene, probablemente en el primer semestre.

Si se cumplen las previsiones, el entorno del Dos de Mayo cambiará de forma notable en 2019, con las obras en el edificio situado en el número 1 de la plaza (conocida como la Casa del Cura) cerca de finalizar -se espera que acaben en lo que queda de año- y de ser cedida a algunas de las entidades que solicitaron su gestión hace meses en un concurso municipal.