Room Mate traslada sus oficinas a Palma 10 después del fracaso de El Paracaidista | Somos Malasaña

Room Mate traslada sus oficinas a Palma 10 después del fracaso de El Paracaidista

El grupo hotelero dirigido por Kike Sarasola devuelve el carácter de oficinas a un edificio que albergó una de las mayores concept stores de España y que acabó con acusaciones de impagos

Edificio de la antigua Real Fábrica Real de Velas, en la calle Palma | SOMOS MALASAÑA

El edificio que albergó en su día la Real Fábrica de Velas cobrará nueva vida el próximo verano, cuando aterricen en él los 130 trabajadores de Room Mate, la cadena hotelera que acaba de alquilar estas instalaciones de 2.900 metros cuadrados durante los próximos cinco años.

La compañía de Kike Sarasola se mudará en septiembre de su actual ubicación, en la calle Velázquez, junto a la empresa de alquiler vacacional Be Mate y la consultora Xperiencie, todas del mismo grupo. El edificio ha sido alquilado al grupo Royal Metropolitan en una operación que ha contado con el asesoramiento de Cushman & Wakefield.

Kike Sarasola, asomado a la calle Palma desde su nueva sede | ROOM MATE

Las instalaciones serán decoradas por el interioristas de las compañía, que serán los encargados de acomodar las instalaciones, con dos terrazas y un sótano con 11 plazas de aparcamiento para albergar “conferencias, eventos de networking de distintas nacionalidades, emisión de documentales y películas de concienciación y cursos”, explica la compañía.

Sarasola, fundador y presidente del Room Mate Group Room, ha declarado en nota de prensa que sus oficinas “no podrían estar en un sitio mejor”. “En Room Mate nos gusta estar siempre cerca de las personas, seguir el pálpito de la calle, y por eso formar parte del barrio de Malasaña es algo natural para nosotros que ya forma parte de nuestra esencia”, ha dicho. Su cadena cuenta con 24 hoteles (que ampliará a 35 en los próximos meses), además de ser uno de los principales operadores en el sector del alquiler de viviendas turísticas.

Relevo a El Paracaidista

Room Mate ocupará el edificio que albergó hasta el pasado mes de diciembre El Paracaidista, la concept store más grande de Madrid, que cerró después de la temporada navideña sin decir adiós. Lo hizo entre comentarios de deudas a diferentes marcas y proveedores, y acusaciones de impagos a algunos de sus trabajadores. Con los buzones de voz de sus tres fundadores llenos -cuentan en la revista Neo2- incapaces de recibir más mensajes.

El proyecto había sido puesto en marcha tres años antes por Juan Fraile, Eva Martínez y Javier Andreu y se posicionó como un espacio para eventos, gastronomía y venta de objetos de decoración y de moda siguiendo las últimas tendencias. También albergó en su garaje el Mini Hub, donde la compañía de coches creo un proyecto de talleres gratuitos sobre innovación a los que acudió numeroso público.

El edificio fue rehabilitado en 2001 por la empresa publicitaria JWT, que ocupó el lugar hasta el año 2014. Luego se instaló allí Casa Decor para su 50ª edición. Y después de una intensa primavera con el edificio abierto al público gracias a este evento de decoración, llegó el proyecto de El Paracaidista, que ahora da el relevo.