Ruta de tapas: viajes gastronómicos "a fuego lento" | Somos Malasaña

Ruta de tapas: viajes gastronómicos “a fuego lento”

Del 16 de noviembre al 2 de diciembre: harira marroquí, callos a la madrileña, mosaico de verduras con ternera, pollo con arroz basmati, sopa thai de pollo, choclo con carnitas, carrilleras, goulash de ternera… Variadas y apetitosas propuestas en 20 establecimientos con un precio máximo de 5 €

Una de las tapas cocinadas a fuego lento participante en la ruta

Comienza a sentirse el frío en Madrid y una ruta de tapas como ésta en la que participan 20 bares de la trasera de Gran Vía viene como anillo al dedo. Entre el 16 de noviembre y el 2 de diciembre se celebra la III ruta de tapas “A Fuego Lento” by Crock-Pot & Oster, una apetecible propuesta acorde con la climatología y llena de diversidad cultural y gastronómica, con tapas cocinadas a baja temperatura durante tiempos de cocción prolongados (slow cooking) y que sólo podrán disfrutarse durante el tiempo que dura el evento y con un precio que no supera en ningún caso los 5 €.

Para la elaboración de estas propuestas gastronómicas se han utilizado ollas Crock-Pot de cocción lenta, una tendencia en auge en la cocina española que consiste en recuperar los sabores, olores y texturas de nuestros platos de siempre. El slow cooking garantiza sabores muy intensos y texturas delicadas. Las tapas, concebidas especialmente para esta ruta, reflejan la creatividad y la gran variedad de estilos y propuestas que pueden disfrutarse en los establecimientos de la zona: cocina tradicional, peruana, de mercado, mexicana, sofisticada, con toques indúes, de Madrid castiza, oriental…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tapas para todos los gustos

En la ruta, los sabores del mundo están representados por las propuestas de locales como La Realidad (pollo al curry con arroz basmati), Mezcalito (choclo con carnitas), La Pescadería (sopa thai de pollo y coco), La Mucca de Pez (Harira marroquí con especias) y La Prensa (carrillera con vino y canela sobre causa limeña).

El toque divertido corre a cargo de Desengaño 13 y su pote gallego para comer con tenedor; El Circo de las Tapas con un pisto con huevo de codorniz y La Nueva Troje, con una pechuga de pollo en pepitoria, que esconde sorpresas en el fondo de la cazuelita de barro.

Los paldares más tradicionales tienen cita con la cazuelita de callos madrileños (en Malpica), unos castizos callos con garbanzos (La Jauria), la carrillera de cerdo a la naranja (cervecería Valverde), judías pintas con oreja (Villaverín), brandada de bacalo confitado (El Lugar de Martina) o menestra de verduras con ternera (Cutxi).

En la ruta participan establecimientos veteranos del barrio, que llevan décadas alegrando los paladares de los madrileños -caso de Casa Perico (fundada en 1942), con una cazuelita de judías blancas estofadas- y otros que llegaron hace menos, pero que ya son un referente gastronómico: Taberna Agrado (gouslash de ternera) y Nanai (estofado de ternera a baja temperatura con cerveza roja).

Además este año, como novedad, se podrán degustar de forma gratuita alguna de estas tapas y aprender a cocinarlas en los talleres de Cooking Kitchen Company/TheBox (Corredera Baja de San Pablo, 4), que tendrán lugar durante la ruta. TheBox es un espectacular espacio multifuncional dividido en cocina y sala polivalente y Cooking Kitchen Company es una tienda de utensilios y equipamiento para cocinas.

La III Ruta de Tapas a Fuego Lento está organizada por las marcas de pequeños electrodomésticos de cocina Crock-Pot y Oster, que ponen al servicio de los locales que participan toda su experiencia en la cocina. En el caso de Crock-Pot, la técnica del slow cooking, mientras que Oster Pro 1100, con su potente motor y sus cuchillas ultrarresistentes, se convierte en una gran aliada para elaborar salsas y para picar, incluso hielo.

A través de sus redes sociales (@oster_es y @CrockPot_Es) los organizadores también pondrán en marcha un concurso en el que se podrán votar las tapas preferidas y, a cambio, obtener distintos premios.

En la ruta colabora la asociación de comerciantes Triball y Cooking Kitchen Company/TheBox