El timador del infarto vuelve a actuar en Malasaña | Somos Malasaña

El timador del infarto vuelve a actuar en Malasaña

Va pidiendo a sus víctimas 20 euros para un taxi, que le lleve a visitar a un familiar al que le acaba de dar un infarto

Presunto autor del timo del infarto en Malasaña

Un hombre se acerca en plena calle (o llama a la puerta de tu casa) y te asalta, nervioso y confundido, con la historia de que un familiar cercano ha sido trasladado al hospital por una grave enfermedad. Te pide 20 euros para poder coger un taxi y acompañarlo rápidamente. Incluso te ofrece su teléfono para que lo llames y devolverte el dinero cuando todo se calme. Él afirma que es familiar de la tienda china que tienes bajo tu casa. Tú, con buena fe, le crees, le das el dinero y él se marcha. Acabas de ser víctima de un timador que se aprovecha del buen corazón de la gente.

El timo detallado en el párrafo anterior es el que sufrieron decenas de personas hace ahora dos años, época en la que estuvo especialmente activo el chino de infarto, como se conocía a este timador de aspecto asiático y complexión corpulenta que se dedicaba a hacerse con dinero fácil mediante un timo que rara vez se suele denunciar por el poco importe estafado. Sin embargo, la historia acabó mal para él porque fue detenido in fraganti, cuando intentaba estafar a una víctima. Y tuvo que enfrentarse a las denuncias de muchos vecinos que acudieron a Leganitos para intentar frenar su actitud.

Todo eso sucedió hace más de dos año. Hoy, el timador del infarto ha vuelto a actuar presuntamente en Malasaña. Lo ha hecho subiendo a casa de una vecina y llevándose otros 20 euros con la conocida historia del drama familiar, ha narrado la propia víctima a este periódico. Por su modus operandi, es probable que otras personas hayan sido estafadas o puedan serlo en los próximos días.

Denunciar al timador del infarto

Cada timo de 20 euros puede suponer, según el código penal, un delito leve de estafa, que acarrea pena de multa de uno a tres meses. Sin embargo, si el dinero recaudado ilegalmente superara los 400 euros se puede considerar un delito de estafa continuada, con una condena de cárcel que podría ir desde los seis meses a los tres años

En la anterior racha de denuncias, los vecinos de Malasaña acudieron a la Comisaría de la Policía Nacional en Leganitos (C/ Leganitos 19) y sumaron sus demandas en un caso que los agentes abrieron para tal efecto.